MEDIEVAL.CL

FRONTERAS DE HIERRO

Por Elizabeth Rey, escritora e investigadora de la cultura e historia nórdica.

 

Guerrero Germánico previo a las invasiones a Roma. 

La inmensidad de la historia nórdica se remonta a los primeros pasos en el terreno escandinavo de la Era de Vendel, (s.VI – s.VIII) las dimensiones territoriales de las tribus principales que forjaron el reino de Suecia, Suiones y Gautas, se presentan en la historia a través de sus fortalezas naturales principales, el agua y el hierro, las cuales les permitieron conformar las dinastías reinantes.

Territorios tribales: Amarillo reino de los Svears, en azul: Reino de los Gotar o Gautas (incluidas las islas)

Hace mucho tiempo, cientos de años, aun cuando todavía los vikingos no habían cruzado mares, océanos ni río alguno, hubo una historia, dentro de un reino, hoy muy conocido, que albergó a protagonistas de futuras dinastías, casas reales, héroes valientes en extremo casi hasta lo increíble.

El actual reino de Suecia estuvo conformado, allá por la Era de Vendel (s.IV-VIII d.c) y aún antes, por dos tribus que se desafiaban, llevando sus conflictos y disputas  al límite.

Pequeños reinos que soñaban con intimidar a los romanos invasores que avasallaban todo a su paso, con su cultura bélica y su nueva religión. Fue entonces que los hombres de estos reinos decidieron que los bardos contaran sus historias, que sus hazañas heroicas traspasaran muros y lenguajes, que se supiera que al norte del río Rin, había muchas historias por contar.

La historia cuenta que una vez que Odin ganara la guerra y se convirtiera en el padre de todo y derrotara tanto a los gigantes como a los vanires, cruzara el Bifrost, el arco iris que comunica Asgard con Midgard, y eligiera, entre todos los lugares, uno que seria ideal para fundar “Asaland” la tierra de los Ases. Un lugar donde los humanos podrían estar cerca de sus dioses y estos en convivencia también con los mortales. Un lugar desde donde, a través de su brillo dorado, su luz podría iluminar al resto del Midgard, ese lugar fue Uppsala y le otorgó su gobierno como premio por su valía, a su hijo vanir Frey para que con su ejemplo y dedicación, llevara el orden en todo el territorio. Fue así que muchos hombres que abrazaron las 9 nobles virtudes, el respeto a los ases y asynjures, fundaron la dinastía de los seguidores de Frey en la tierra, los “Inglings”, nombre tomado también por las tribus del báltico, los “Ingveones” quienes compartían la raíz “ING” con sus hermanos en Escandinavia. ING es la runa que representa al dios vanir Frey y la que aun hoy da pie a todo lo que significa “comienzo” en ingles “starting”.

En el bosque de Uppsala, lugar que seria el corazón del origen nórdico, se construyó una hermoso salón dorado, abrazado con una gruesa y dorada cadena que refulgía desde muy lejos, allí dentro, aguardaban los ases para recibir las ofrendas de los “midgard manoir ok kvinenn” hombres y mujeres del Midgard”, Odin, el padre de todo, Thor, su hijo, responsable por las buenas cosechas y por supuesto, Frey, quien lo era por la fertilidad y salud de la familia nórdica.

Muy cerca de este salón se encontraba un palacio, allí, el primer Jarl se anuncio y tomo la responsabilidad de guiar a su gente, los “Svears” o “Suiones” tribu principal que se impuso en el futuro reino, es por ello que el actual reino de Suecia lleva su nombre, en nórdico antiguo “Sviar”, en sueco “Svers”, en ingles “Sweden”, en castellano, “Suecia”.

El reino de Svealand estaba conformado por los actuales territorios de Uppland, principal centro comercial y naviero, Södermanland, Dalarna, Västmanland, Närke y Värmanland junto con parte de los lagos Vänern y Vättern servían de frontera sur con los territorios mineros gautas. Hacia el este, las provincias navieras de Uppland servirían de principal engranaje para que su puerto más importante, Roslagen, diera pie a otra gran historia que contaremos en otra ocasión.

 

Mapa de Suecia marcando, en verde oscuro, el reino de los Svears o Suiones.

Los bosques de Tiveden, Tylöskog y Kolmarden al sur y entre los lagos Vänern y Vättern al centro, se erigían como custodios gigantes ante los suiones invasores defendiendo a sus habitantes, los GOTAR o GAUTAS, (en nórdico antiguo “Geats”) quienes tenían más en común con los daneses al sur que con los vecinos más cercanos.

El reino de los Gautas se denominaba “GOTALAND” (la tierra de los gotar) y estaba formado por tres grandes territorios, Vastragotaland, al oeste, Ostergotaland, al este y Smaland al sur. Actualmente esos territorios engloban las provincias suecas de Vastragotaland, Ostergotaland, Jonkoping, Kronoberg, y las islas aledañas al mar báltico destacándose la isla de Gotland.

El reino Gauta no solo poseía grandes campos, lagos, corrientes fluviales que comunicaban a varios puntos del territorio, sino bosques frondosos y grandes minas de hierro que todos ambicionaban con poseer.

Su nombre, Gotaland, significa “tierra de los gotar” denominación ganada gracias a los manantiales de cuales se surtían, originadas por las grandes cascadas de Trollhattan cercanas al mayor centro gauta, Gothenburg y el río de los gautas (Götal alv) que atravesaba el reino y los principales centros de importancia histórica para desaguar en el estrecho de Kattegat al oeste, de cara al reino danés. Es por ello que el lazo comercial con los daneses fue mas intenso que el que tuvieron con sus vecinos del norte, los suiones.

Los gautas también se dividían en pequeños reinos, cada uno con su propio Thing o asamblea nórdica dentro del cual en Skara (hoy Vasterglotland) se celebraba el acontecimiento mayor conocido como “el Thing de todos los gautas” el cual se renovaba año tras año en Kalmar, del otro lado del reino y cercanos con los gautas de las islas. Cada territorio o Haerrad tenía un delegado el cual los representaba en el Thing mayor cada año.

Blekinge, skane y Halland pertenecían al reino danés.

Sur de Suecia marcando, en verde oscuro, el reino de los Gotar o Gautas.

Fueron variados e intensos los motivos comerciales y reales que llevaron a uno y otro a dirigirse al sector limítrofe. Pero el más intenso fue el religioso. Los gautas se sentían mas afines a los daneses y por ende también a su nueva creencia cristiana que recientemente estaba asomando por aquellos territorios. Los suiones entendieron esto como una herida sangrante, asatru fieles en sus creencias hacia Odin, Frey y toda la familia nórdica seria incomprensible que sus vecinos del sur se sometieran voluntariamente a semejante traición a los ases.

Las transacciones comerciales también se vieron afectadas ya que el puerto de Gothenburg, centro principal de los gautas, comercializaba con los daneses y los puertos noruegos del sur aunado el centro comercial de Haithabu, llenando de barcas el estrecho de Kattegat y dejando vacías las otrora importantes del mar báltico. Los territorios mineros fronterizos quedaron descuidados y los suiones sintieron que era el momento de hacerse notar.

Se instalaron en la orilla occidental del lago Hjälmaren, en la zona de Närke, (hoy Orebro), al límite minero con la frontera gauta, lo cual estos tomaron como afrenta.

Los bosques de Tiveden, Tylöskog y Kolmarden delimitando la frontera entre ambas tribus, en azul, los lagos Vänern y Vättern.

Los lagos Vänern y Vättern se estremecían entre las fronteras de profundas minas de hierro que cientos de guerreros y forjadores suiones y gautas desgarrarían para obtener de sus entrañas la excusa para enfrentarse al fin y extender cada uno su territorio.

Los lagos Vänern y Vättern los cuales delimitan las zonas mineras fronterizas entre las tribus.

La “Batalla en el lago helado de Vänern”, la cual existió a mediados del siglo VI (530) época importante dentro de la Era de Vendel, muchas veces se la creyó mito hasta que evidencia de espadas halladas en el lago y cascos provenientes de esta zona, atestiguaron lo contado por el poema épico del héroe nórdico Beowulf y la sucesión dinástica que lo condujo a ser rey de los gautas.

Esta batalla es de gran envergadura en la historia porque los eventos históricos que acaecieron después repercutieron en el destino de los actuales reinos de Escandinavia. Las espadas forjadas gracias al hierro de esas minas permitieron que el rey Onela se convirtiera en rey de los suiones, que gracias a sus constantes batallas los gautas nombraran rey a Beowulf, quien tenia sangre suiona y gauta a la vez, que sus proezas fueran tan impresionantes que lo posicionaron como protagonista del “ser nórdico”, el vikingo conocido antes que Ragnar Lodbrock le quitara protagonismo en la serie Vikings.

La Batalla en el lago helado de Vänern la ganaron los gautas y las transacciones políticas entre ambos bandos comenzaron. Reyes que aceptaron, otros que negaron, otros que asesinaron a todos los contrarios y de ese evento nació la parte mas conocida de la historia nórdica. El rey Ingjald Illrade invito a Jarls y reyes de todos puntos de ambos reinos para un festín y esa noche en un ataque psicótico prendió fuego la sala y asesino a todos los invitados. Su hijo huyó a los bosques de Tiveden y con el tiempo y ayuda de los gautas cruzo hacia Vestfold (hoy este de Noruega) y de su descendencia nació el primer rey Noruego Harald Fairhair.

Los que quedaron en Uppsala dieron pie a la casa sucesoria que mas tarde llevaría al poder al líder Ragnar Lodbrock y su hijo Bjorn, el cual fundaría la Casa de Münso.

A nuevos reyes ocupando tronos en Noruega, Dinamarca, Suecia, navegantes legendarios, guerreros fieros los cuales dejaron su sangre y creencia en el suelo que pisaban, bardos de ambos lados que cantaron proezas ajenas solo para que sus palabras hicieran eco en las duras fronteras de hierro que tanto suiones como gautas golpearan para forjar un gran reino.

Entrada: 1687 - Hoy: 9 - Global: 22257

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *