MEDIEVAL.CL

DRAGONES DE ROBLE

Por Elizabeth Rey, escritora e investigadora de la cultura e historia nórdica.

 

Las olas marcaban con fuerza el estribor de la nave, uno de los tripulantes se asomó y noto que marcas de color verde comenzaban a dejar su trazo, aviso de inmediato al timonel, este al capitán. Herrsir! –Le anuncio – pat groenn segir!-se ve verde, las algas ya dejan su huella, -el capitán asintió, señal clara que estaban llegando a las islas Orcadas. Todos los navegantes sabían que cercano a las islas, un banco de algas verdes les daba la bienvenida. Lo mismo sucedía al costear Islandia, por las costas de piedra negra o los géiseres desde la costa o a cualquier otro asentamiento al que se acercaban. Las señales siempre se buscaban y estas aparecían para continuar brindando dirección. Una de las formas mas conocidas era llevar en la barca tres cuervos enjaulados y cuando el timonel lo dispusiese, se liberaba  uno, si regresaba a la nave era porque la costa seguía lejana. A los días se arrojaba el segundo y lo mismo, ya cuando lanzaban al tercero y este no regresaba significaba que la costa estaba cercana y el cuervo había preferido quedarse allí.

Navegando por los fiordos y ríos el fuego era su mejor aliado, especialmente las mañanas temprano cuando la niebla lo cubría todo, se acostumbraba desde la barca encender una antorcha y moverla de un lado al otro, hasta que del otro lado le contestaran de igual modo o el custodio de la villa tocase el cuerno en señal de los que llegaban venían en paz.

Los “dragones de roble”, como se conocían a las naves nórdicas, especialmente a los drakkares, viajaban cubiertas de todo tipo de elementos náuticos para atravesar las largas y desconcertantes distancias que debían atravesar. Invocaban a su dios máximo Odín y también en el conocimiento que obtenían de cada viaje, además que siempre se tenía en cuenta la opinión de los navegantes mas avezados. La idea era siempre “lograr el objetivo” no perder todo en el mar.

La historia nos ha legado de forma distorsionada que solo las naves vikingas eran los drakkares pero no era así, las había de muchos tipos.

Desde el punto de vista referido al tamaño y a su utilidad se dividieron en dos grandes categorías:

 

BARCAS LARGAS O LANGSKIP y  BARCOS DE GUERRA-MERCANTES

CATEGORIA: BARCAS LARGAS O LANGSKIP: Tuvieron su mayor presencia alrededor del siglo X y principios del XI. Eran grandes barcos de roble con un casco delgado acompañado de 20 a 40 pares de remos. Tenían una relación longitud-ancho, la longitud solía ser cinco veces el ancho de la nave lo que le daba una resistencia minima en el agua y gran velocidad. Capaces de transportar gran cantidad de guerreros, pero poco espacio para carga. Según registros la nave larga mejor registrada tenia más de 50 metros de largo y transportaba entre 200 y 300 guerreros.

Se incluía a las barcas de guerra reales como el BUSSE y SKEID, mejor conocido como las naves “drakkar”

BUSSE: Barco de gran capacidad de carga y de una gran tripulación. Fueron diseñados para naves de batalla para dar ventaja en la guerra contra otros barcos. Pueden considerarse “buques de guerra” como por ejemplo el barco de Olaf Tryggvason llamado “Omen lange” tenia 35 pares de remos y 50 metros de largo.

El barco de Gokstad es otro ejemplo con proa y poca igual de altas y cabeza de dragón.

 

Ejemplo de barca larga BUSSE

 

SKEID (DRAKKAR): Tuvo su periodo de relevancia entre los siglos XI y IX. Construido mayormente de madera de roble bajo sistema clinker de casco trincado (tablas superpuestas) solía ser mas ancha que la BUSSE.

El nombre “DRAKKAR” (dragón) con el que más se conoce a las barcas vikingas, provine de una relación de tamaño y comaparacion con lo estilizado del casco. Al ser tan angosto y liviano mas una cabeza de animal en la proa simulaba muy bien ser una figura mitológica. Una de las partes más características de esta barca era la cabeza de dragón. Pieza finamente trabajada en madera de roble o fresno la cual se ubicaba en la proa de la barca. Lugar que llevaba todo el viaje a excepción de arribar a una costa amiga.

La tradición marcaba que al llegar a costas amigas se debía quitar la cabeza del dragón del drakkar así serian bien recibidos por los espíritus que custodiaban el nuevo lugar, era una clara señala de amistad, ahora bien, una vez que regresaban al mar, la cabeza era nuevamente ubicada en su lugar para cumplir su misión de alejar a las criaturas marinas que seguro encontrarían en la inmensidad del mar y asomarían furiosas con toda la intención de arrebatarle a sus tripulantes.

 

Skeid Drakkar Oseberg hallado en Vestfold, Noruega

 

Algunas tallas, mas intimidantes que otras, se han encontrado en ajuares funerarios como fue en le caso de la excavación del túmulo de Oseberg, las cuales, reconstruidas, pueden ser visitadas en el Museo de Barcas Vikingas en Oslo.

Drakkars se han encontrado de diversos tamaños en cuantiosas excavaciones. Largos y afinados, con mayor cantidad de objetos o partes identificables, lo fue, por ejemplo, la barca real de 27 metros hallada durante la excavación del túmulo funerario de Sutton Hoo.

A diferencia de lo que muchos creen, no recorrían grandes distancias, sino que navegaban entre las costa escandinava y alrededores. El resto de los viajes los realizaban con otros tipos de barcas, más pequeñas algunas, otras mas anchas y otras inclusive con un calado menor, lo que les permitía llegar a la costa sin dificultades.

Muchas veces el tamaño de la cabeza de animal que se colocaba en la proa indicaba el status de quien portaba semejante nave. Podía ser un rey o bien un Jarl.

También utilizaban velas rectangulares de lana reforzadas con tiras de cuero impregnadas en aceite de semilla de acebo. Eran naves veloces que solían alcanzar los 14 nudos. (1 nudo: 1,854 km\h)

Skeid Drakkar Gokstad, hallado en Vestfold, Noruega

 

CATEGORIA: BARCOS DE GUERRA-MERCANTES: SNEKKE, SKADI, KARVE, KNÖRR, BYRDING.

Naves de Guerra más utilizadas dentro del mismo reino o entre reinos escandinavos. También lo hacían entre los centros comerciales que transitaban la “Ruta del Báltico” sea de Haithabu a Kaupang, en Noruega, o de Ribe en Dinamarca a Birka en Suecia, las naves comerciales eran mas bajas, anchas y con mayor capacidad que cualquier otra nave. Reforzaban su quilla para transportar ganado y grandes bolsas de cebada, heno, trigo, pieles, etc.

SNEKKAR: Era el barco de guerra vikingo por excelencia. Podía llegar a tener 30 metros de eslora, una manga de más de 2,5 metros y un calado mínimo de 0,5m. Su tripulación podía llegar a ser de 50 a 90 hombres. Podía atravesar tramos marítimos importantes con carga humana y de mercadería. Solía llevar una cabeza de serpiente en su proa, lo que le dio a la nave el apodo de “serpiente o snekkar”.

Navegaba indistintamente con velas y con remos a la hora de acercarse a la orilla. Eran tan livianos que no necesitaban amarre en puerto y podían ingresar cómodamente entre los fiordos y ríos internos.

Según lo relatado en las sagas nórdicas, Guillermo el Conquistador utilizo unas 600 barcas de este tipo para invadir Inglaterra y 1400 utilizó Canuto el Grande para invadir Noruega en 1028 dc.

También le fueron útiles al rey Rurik de Dorestad cuando comenzó su periodo de transformación en Gardariki (el reino de las fortalezas) hoy Rusia.

Ejemplo de barca Snekke

 

SKADI O SKEIDE: Gran barco muy similar al SNEKKAR dotado de 20 a 40 pares de remos. Tenía menor capacidad que el BUSSE y podía transportar menor carga. Eran livianos y ligeros. Un ejemplo de este tipo de nave es el Skudelev II encontrado en Roskilde, Dinamarca.

Skeid drakkar Skuldelev II hallado en Roskilde, Dinamarca

 

KARVE o KARFI: Nave mediana que llevaba hombres y mercadería con amplias mangas de 17 pies (5 metros) hasta 70 pies (21 metros) y espacio para 16 remos. Tenían plataforma nivelada sin dos extremos fijos para los remeros. La tripulación se sentaba en cofres (los cuales muchas veces llevaban sus pertenencias).

Este tipo de nave era práctica para transportar personas, ganado y mercancía en aguas bajas o incursiones militares costeras. Muchas veces servían de soporte para las grandes naves.

Ejemplo de nave Karve

KNAR o KNÖRR: Es el tipo de nave de carga que atravesó el atlántico. Tenía un casco voluminoso con menos pares de remos, ganaba mejor su velocidad a través de una sola vela sujetada al mástil en el medio del barco. Los remos, para no ocupar espacio, se colocaban hacia los extremos sujetados con bridas de cuero. Se ganaba de esta forma mayor capacidad para carga.

Un tipo especial de Knörr fue el Gronlandsknarr y Vinlandsknarr, buques de guerra transoceánicos con una eslora mayor a los 25 metros. Un ejemplo es la nave Skudelev 1 hallada en Roskilde, Dinamarca.

Skuldelev I, ejemplo de Knörr hallada en Roskilde, Dinamarca

BYRDING: Nave mas pequeña, utilizada como transportistas de cargas entre Noruega e Islandia y alrededores de las costas. Solía tener un tamaño de 10 a 15 metros, más pequeño que el KARVI. Solía llevar suministros a los barcos más grandes.

Skuldelev III, ejemplo de Byrding ship, Roskilde, Dinamarca

 

Todas tenían en común el sistema de construcción, de nombre Clinker, el cual consistía en cortar con hacha y cuña, nunca con sierra, la extensa hoja de madera del árbol de roble, el cual le daba a la barca flexibilidad y resistencia.

Este sistema consistía en colocar el casco boca abajo y luego las tablas se ajustaban formando un esqueleto apropiado siempre del centro hacia los costados. Una vez la quilla lista el resto de la barca se calafateaba con resina de semilla de fresno o acebo lo que hacia que no quedaran poros abiertos en la madera. El esqueleto luego se lo giraba y se procedía con el resto. Las maderas que servían de piso, tablas auxiliares e incluido el mástil, eran generalmente de tejo, madera que permanece mas de dos mil años y las cuales se han encontrado evidencia en la Barca de Tune y Gokstad con trozos de mástiles y tablas auxiliares en condiciones identificables.

Cubos, grandes y chicos, elementos de ajuar entro otros ejemplos se han encontrado en estas barcas, otro de los elementos de madera de tejo que se han encontrado son partes pertenecientes a los “portajes”

Estos eran un sistema de transporte con el cual los vikingos transportaban su barca en tramos rocosos, montañosos o de poca altura. La mayoría de estos fueron utilizados en las vías fluviales de la actual Rusia mientras se abrían los canales comerciales de los ríos Dnieper y Volga.

Al llegar la barca al final de un curso fluvial o los marineros deseaban cambiar el rumbo y en esa dirección había suelo en vez de agua, se aplicaba el portaje. El encargado de atravesar el “tramo terrestre” era una estructura de madera que semejaba a una mesa con dos rampas. Se le ajustaba un triangulo a diferentes puntos de anclaje en la popa con el cual todos tirarían para mover la barca desde el curso fluvial hacia la rampa y luego lograr subirla a lo que seria la tabla superior o mesa de anclaje. Una vez la barca subida y fijada, se levantaba la rampa y colocaba nuevamente el triangulo en la nueva posición y los navegantes dispuestos a tirar, otro grupo colocaba cientos de troncos en el suelo, formando una fila por la cual la barca seria deslizada hasta su punto final. Al ir corriéndose la barca otros tripulantes corrían los troncos hacia delante para que los que tiraban la barca no desaceleraran el ritmo de trabajo. Una vez arribada la barca a la otra orilla, se deslizaba la otra rampa y se tiraba hasta que la barca tocara agua otra vez. Luego se removía el triangulo y los anclajes y la barca se disponía a navegar otra vez.

El tramo mas largo del que se tenga evidencia hasta hoy fue de 52 km en Rusia.

Como hemos podido conocer, el sistema de navegación vikingo era amplio y practico. Desde importantes barcas reales a pequeños transportes de intercomunicación. Sean ríos, lagos, mares profundo u océanos, las naves vikingas no se redimían antes las olas, en cambio las hacían parte de su vida y de su nueva aventura. No había espíritu maligno, monstruo marino ni tormenta extrema que los detuviera, los dragones de roble confiaban en que Odín los conduciría a nuevo puerto y a un nuevo comenzar.

 

Portada: 

Claude Blaesius

DRAKKAR (2019)

 

Fuentes:

Museo de Barcos Vikingos de Oslo

https://avaldsnes.info/en/viking/vikingskip/

https://barcovikingo.com/barco-vikingo/

Entrada: 3490 - Hoy: 20 - Global: 95312

Deja una respuesta