Medieval

Medievalistas Chilenos

 

Nuestro país cuenta con un plantel, no muy numeroso, de medievalistas reconocidos internacionalmente, quienes han logrado dar a los estudios medievales realzados desde nuestro país cierto reconocimiento a nivel mundial. La primera parte de esta sección de nuestra investigación, la realizaremos basándonos en una investigación realizada, en el año 2015, por el medievalista Luis Rojas Donat, donde analiza el panorama de los Estudios Medievales, del punto de vista académico, (Donat, 2015,) ideas que complementaremos con nuevos datos.

Antes de continuar, creo necesario realizar un paréntesis sobre el concepto de medievalista,que se define como aquella persona especializada en Edad Media, y con cierto respaldo académico, publicaciones, investigaciones, docencia, etc., por lo que un medievalista es aquel que se dedica al estudio del medievo de forma profesional y con un claro dominio de las técnicas y metodologías propias de la historiografía.

Según Luis Rojas, los Estudios Medievales en Chile comienzan a realizarse desde la década de 1950, en la Universidad de Chile, naciendo estos estudios, al alero de la llamada Historia Universal, dando respuesta a una inquietud que muchos se preguntarán: …“¿Por qué estudiar la historia de la Edad Media en América y más concretamente en Chile, el último rincón del mundo y de occidente, el finis terrae occidentis?”… (Donat, 2015,)

La respuesta que nos da al respecto, se fundamenta en los estrechos lazos que nos unen al patrimonio cultural europeo, del cual somos herederos, aludiendo a la pertenencia que tenemos sobre la Edad Media, toda vez que destacamos la importancia que posee el conocimiento del mundo caballeresco medieval, para comprender al conquistador español, o bien las misiones de conversión en américa, que siguió el modelo de conversión utilizado en las misiones que, en la Alta Edad Media, convirtieron a los pueblos bárbaros. No obstante, el profesor Luis Rojas plantea que:…“La prolongación de las instituciones medievales españolas en suelo americano ha sido abordado por generaciones de historiadores del derecho”… (Donat, 2015,)

El punto de partida de los estudios medievales en Chile, según Luis Rojas, estuvo a cargo de don Héctor Herrera Cajas, que hacia la década del cincuenta enseñó Historia Antigua e Historia Medieval en el Instituto de historia de la Universidad Católica de Valparaíso y en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, siendo el mentor de la mayoría de los actuales especialistas en estas áreas de la historia universal, recordado por su entusiasmo y calidad humana, logró traspasar el interés por profundizar, a nivel académico, sobre el mundo antiguo y medieval, hasta ese entonces no estudiados seriamente en nuestro país, dando lugar a lo que sería la primera generación de medievalistas chilenos, dentro de los que figuran, en palabras de Luis Rojas Donat:

…“Entre los discípulos que dejó, y que actualmente ocupan lugares en las universidades del país, se han de considerar: Ítalo Fuentes Bardelli en la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (el antiguo Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile); Humberto Estay Bermúdez en la Universidad de Concepción (Q.E.P.D.) y sucedido por Luis Rojas Donat allí y en la Universidad del Bío-Bío; José Marín Riveros en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y la Pontificia Universidad Católica de Chile; Paola Corti Badía, Diego Melo Carrasco y Roberto Soto en la Universidad Adolfo Ibáñez; Patricio Zamora Navia en la Universidad Marítima de Chile y en la Universidad del Mar; Ángel Gordo Molina de la Universidad Gabriela Mistral […] Esta primera generación ha podido transmitir su entusiasmo a una segunda generación de investigadores muy jóvenes que vienen abriéndose paso con sus estudios: Ximena Illanes en la Pontificia Universidad Católica de Chile; José Miguel de Toro en la Universidad Católica de la Santísima Concepción; Claudio Riveros en la Universidad Andrés Bello; Jorge Barros desde la Educación Media; Amelia Herrera en la Universidad Marítima de Chile, quien de los hijos es la única que sigue los pasos de su padre”… (Donat, 2015,)

Uno de los hitos más importantes de los estudios medievales realizados en Chile, ocurre en el año 1992, cuando Luis Rojas Donat, con el apoyo de la Universidad del Bio-Bio, organizan el Primer Coloquio de Estudios Medievales, ocasión en la que se constituyó, además, la Sociedad Chilena de Estudio Medievales (SCHEM), en la cual tienen participación destacados medievalistas, tales como el mencionado Luis Rojas (Universidad del Bio-Bio/Universidad de Concepción/Universidad San Sebastián), Ítalo Fuentes (UMCE/Universidad de Chile), José Marín (Universidad Católica de Valparaíso/Universidad Católica de Chile), Diego Melo (Universidad Adolfo Ibáñez), Patricio Zamora (Universidad Bernardo O´Higgins/Universidad del Pacífico/Universidad Andrés Bello/Universidad Alberto Hurtado/Universidad Internacional SEK/Universidad de las Américas), Paola Corti (Universidad Adolfo Ibañez), entre otros[1].

Logo Sociedad Chilena de Estudios Medievales (SCHEM)

No obstante, considero muy pertinente complementar las ideas del profesor Luis Rojas Donat, al identificar, actualmente, una tercera generación de medievalistas, que se relacionan con nuevas propuestas muy interesantes e innovadoras, con respecto a los estudios y enfoques para comprender el periodo, quienes han sido alumnos, seguidores, discípulos, y en muchos casos, prestado ayudantías a quienes, pertenecerían, en las palabras de Luis Rojas, a la segunda generación, que si bien llevan pocos años egresados, destacan por una importante labor, del punto de vista de los estudios medievales. En este contexto, no puedo dejar de mencionar, cómo representantes de una tercera generación, la impecable laboral realizada por los jóvenes editores, y creadores, de la Revista Historia del Orbis Terrarum, fundada por Pablo Castro Hernández, quien a su corta edad posee una extraordinaria carrera, con actividades en diversas universidades, tanto públicas como privadas, ayudante en su momento, entre otros, de la profesora Ximena Illanes. Con respecto a la revista del Orbis Terrarum, esta se ha consagrado como una de las mejores revistas que profundizan en la historia Antigua, Medieval y Moderna, según extrajimos del sitio web de la misma:

 …“Dispone del ISSN 0718-7246, asignado por el CONICYT para las Publicaciones Seriadas Chilenas, correspondiente al Programa de Revistas Científicas Chilenas. Además, se encuentra registrada en la base de datos de DIALNET de la Universidad de la Rioja, España; indexada en LATINDEX, sistema regional de información en línea para revistas científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal; registrada en INTERCLASSICA, base de datos del mundo griego y romano antiguos de la Universidad de Murcia, España; e incluida en el Catálogo del Sistema de Bibliotecas SIBUC de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Junto con esto, se encuentra contenida en otros catálogos, tales como Ménestrel (Francia), Regesta Imperii (Alemania) y Medievalismo (España)”… (http://www.orbisterrarum.cl , 2017)

 La revista Historias del Orbis Terrarum, no solo se ha logrado consagrar cómo una revista de calidad, sino que también cómo un ente difusor de los estudios del mundo antiguo, medieval y moderno, mediante una serie de Coloquios, seminarios, encuentros de didáctica de los historia antigua y medieval, entre otras actividades.

Otra medievalista destacada, de esta llamada tercera generación, corresponde a Ana Luisa Haindl, miembro del Centro de Estudios Medievales de la Universidad Gabriela Mistral (CEM), master en Edad Media por la Universidad de Navarra, su principal área de investigación es la Historia de las Mentalidades durante la Edad Media, siendo autora de varios artículos sobre sobre la actitud ante la Muerte en la cristiandad medieval, la creencia en el Purgatorio y el impacto social de la Peste Negra.

Podemos incluir además, en esta tercera generación de jóvenes medievalistas a Jonathan Perl Garrido, Sebastián Salinas, Alejandra Concha Sahli (Doctora en Historia Medieval por la University College London), Exequiel Monge[2] (Doctorando en la National University of Ireland Galway), Constanza Rojas Zavala, Paulina Lorca Koch, Yohad Zacarías Sanhueza, ¿y porque no?, quien escribe.

El arremetimiento de Centro de Estudios Medievales

Cómo muy pocas universidades, sobre todo privadas, la Universidad Gabriela Mistral ha apostado por la Edad Media, convirtiéndose en una de las casas de estudios superiores con más actividades relacionadas con el medievo, a pesar de no impartir, actualmente, las carreras de Licenciatura en Historia o Pedagogía en Historia y Geografía, teniendo, eso sí un programa especial de Licenciatura en Enseñanza Media, que faculta a especialistas a fines, a ingresar al mundo de la Educación.

Dentro de las actividades, relacionadas con la Edad Media, que destacamos en esta universidad, encontramos la fundación, en el año 2010, del Centro de Estudios Medievales (CEM), organismo que, paralelo a la Sociedad Chilena de Estudios Medievales, está a cargo de la Revista de Estudios Medievales, que desde el año 2012 publica artículos eruditos y especializados en Edad Media, con una óptica multidisciplinar. Esta revista está indexada y pertenece a las bases de datos de Dialnet y latindex, consagrándose, como la revista de estudios medievales chilena de índole más académica.

Logo Centro de Estudios Medievales (CEM)

Otra actividad realizada por el CEM corresponde a los seminarios permanentes de Edad Media, iniciativa que tiene su origen en la Universidad de Chile, el año 2009, pero que desde el 2011 se desarrolla en la Universidad Gabriela Mistral. Este seminario se desarrolla todos los viernes, entre abril y noviembre, y para participar no se necesitan estudios previos, siendo abiertos a todo público, aunque, se debe pagar un importe, sólo en el caso de desear un certificado de asistencia. Actualmente se encuentran desarrollando el IX seminario.

Del mismo modo, el CEM imparte el Diplomado en Cultura Medieval, programa que ofrece una formación multidisciplinar, en un plazo de 18 meses, en el cual los participantes profundizan en este periodo. Este diplomando se encuentra avalado por la Universidad Gabriela Mistral.

Cada dos años, el CEM, realiza un Simposio de Estudios Medievales, que reúne connotados medievalistas de diferentes países, cuya primera versión se realizó el año 2008, en la Universidad Finis Terrae, pero desde su segunda versión, en el año 2011, se realiza en la Universidad Gabriela Mistral, luego de que en el 2009 su mentor y organizador, el Doctor en Historia, por la Universidad de New South Wales (Australia) y Postdoctor de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica de Chile, don José Manuel Cerda, ingresara al plantel de dicha universidad, siendo este destacado medievalista, quien impulsa los estudios medievales en aquella casa de Estudios Superiores.

Actualmente el CEM está conformado por medievalistas de renombre, tales como: José Manuel Cerda Costabal, Sebastián Buzeta Undurraga, Williams Ibarra Figuero, Patricia Miqueles Maldonado, Peter Downes, Cristián León González, Rómulo Hidalgo Luna, Ana Luis Haindl Ugarte, Amelia Herrera Lavanchy, Pablo Maillet Aránguiz y Luisa Ocaranza Páez.

Si bien, el Centro de Estudios Medievales y la Sociedad Chilena de Estudios Medievales son entidades diferentes, han aportado enormemente a la investigación y conocimiento del periodo, desde los confines del mundo, ganándose el respeto y admiración de la comunidad académica internacional, permitiendo incluso que, algunos de sus miembros, aporten con su conocimiento en ambas colectividades de forma paralela.

____________________________________________________________________________________

[1] Todos los medievalistas mencionados poseen el Grado Académico de Doctor en Historia o Doctor en Historia Medieval, al revisar sus Curriculum Vitae, y la información expuesta en internet, descubrimos que su experiencia académica es muy significativa, relacionándose, en diferentes periodos, con diversas universidades, donde han realizado, o realizan docencia y/o investigación, de modo solicito sea dispensado cualquier error involuntario.

[2] Me parece importante destacar que Monge es, además, Director del Centro de Estudios Célticos, Anglosajones y Nórdicos –CECAN- y autor de la novela “Las Cenizas del Juramento”, novela épica medieval muy influenciada por las novelas de Tolkien y Game of Thrones, habiendo presentado el primer libro de la zaga que pretende realizar este joven historiador